22 ene. 2013

Primer taller de Costura

 ¿Qué hacen 8 miembros del Club Handmade en la tarde de un domingo cualquiera de enero? Fieles a nuestro espíritu craft nos reunimos en casa de Blanca, conocida por sus fantásticas telas para un microtaller de costura express. Esta vez tuve la suerte de ser la profe después de aprender ganchillo gracias al club y mis alumnas, además de la anfitriona, fueron: la jefa Bea, Raquel con una reliquia de máquina, Ainhoa luciendo sus 38 semanas de embarazo, Yulia de La Tanana, Laura (la más rápida) y Sonia, mi alumna más aventajada. Después de tomar el salón de Blanca con las máquinas de coser, mucho cartón y mucha guata fuimos directas a por las fantásticas galletas de Yulia para no trabajar con el estómago vacío. El proyecto que había elegido para este primer taller fue un caddy sacado de este tutorial para que las chicas estén preparadas para adentrarse en el mundo de la costura. Yulia y Ainhoa ni siquiera habían hecho una sola costura a máquina pero todas estuvieron a altura a pesar de que yo las mareé con cortar, pegar y rellenar. 


En nuestras reuniones oficiales del Club llegamos a las 40 personas o más así que fue toda una experiencia poder dar un taller más reducido y así solucionar dudas y seguir al momento el proceso de todas. Además nos dio la oportunidad de conocernos un poquito mejor, de hablar de nosotras e incluso hablar de cosas fuera del mundo del DIY. Cuando les conté que llevo en Madrid sólo desde septiembre la frase fue "¿Y ya estás metida en todo esto?" y la verdad es que esa frase resume perfectamente estos 4 meses en Madrid. 
El proyecto resultó perfecto para hacer en una tarde incluso con dos meriendas (había que probar la tarta de queso de Bea) y casi todas han terminado ya sus caddy y aquí tenéis varios de ellos. En sentido descendente y de izquierda a derecha los de Ainhoa, Yulia, Bea y Sonia. Este caddy es perfecto como regalo para otras aficionadas a las manualidades y ahora que las chicas han hecho uno y se han llevado los patrones espero que regalen unos cuantos. Por mi parte ya estoy dándole vueltas a la cabecita para el proyecto del segundo taller (serán tres en total) así como la fecha que sin duda será en febrero. Una pena no tener más tiempo porque esto de dar talleres tiene pinta de enganchar. Para poner la guinda al taller os enseño las cositas que me traje a casa: una preciosa caja regalo de Raquel, un taco de post-it regalito de Blanca y media yarda de una tela monísima que le había reservado, y una de las galletitas de Yulia lista para comer en uno de esos antojos de madrugada. ¡Ahora toca contar los días para la próxima reunión handmade!



8 comentarios:

  1. Me encanta¡ lo has retratado genial solo que no nos mareaste nada, más bien al revés¡

    Conseguí terminar mi caddy pero quedó flaquito, así que le hará una lipoescultura inversa y colgaré foto para que te sientas orgullosa de tus alumnas.

    Un beso, profe¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto! espero esa foto con ganas :D

      Nos vemos en la próxima!

      Eliminar
  2. ¡¡¡Genial, el post y el taller!!!!
    AL próximo asisto sin falta y más con esta sùperprofe que sólo lleva cuatro meses en Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje por supuesto, ya sabes que la plaza ya es tuya :)

      Un beso y gracias!

      Eliminar
  3. Me encantó! Y tengo mi caddy en mi despacho, tan bonito con las telas de La Retalera, y tan gordito... :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro! es que te quedó genial, ahora a seguir cosiendo.
      Un beso!

      Eliminar
  4. Que envidia me dais...!!! Falta me haría a mi, los peluches me salen un poco deformes por las costuras de primeriza, jiji...
    Me encanta lo que elegiste Lara! Buena profe!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje gracias!! espero que te puedas apuntar al próximo entonces! :)

      Eliminar